¿Sabe que es la computación al extremo de la red?

Edge Computing

Hoy todos estamos familiarizados con el concepto de IOT (Internet Of Things) y estamos preparando nuestras empresas que inexorablemente se van a ir reconvirtiendo de a poco para aprovechar la enorme cantidad de datos que los sensores de planta nos brinda.

Como sabemos la potencia de IOT se aprovecha con el análisis de datos en la nube; es ahí donde se puede explotar toda esa enorme cantidad de información y podemos tomar decisiones en tiempo real que antes no podíamos ni soñar.

¿Pero que ocurre cuando tenemos que tomar decisiones rápidas y la velocidad de comunicación entre los datos brindados por IOT y la nube es lenta?

Imaginen que está en un auto que se conduce solo y se detiene en medio de un cruce, cuando se supone que debe girar a la izquierda. ¿Qué podría suceder?

Aquí el tiempo de latencia es crítico y puede ser riesgoso para la vida humana.

El problema se origina por la forma en que trabaja internet, uno de los protocolos de enrutamiento de la información usados se llama BGP (Border Gateway Protocol) y es el encargado de enrutar los paquetes de forma automática entre el origen y el destino sin tener en cuenta la cantidad de saltos que tenga que hacer. Esto asegura la comunicación pero conspira contra la velocidad de comunicación aumentando los tiempos de latencia.

La solución se llama Edge Computing.

Hoy la tendencia es procesar en tiempo real las decisiones críticas antes de enviar los datos a la nube y dejar en esa segunda etapa el procesamiento de datos más complejo pero menos crítico. Esto es computación al extremo de la red o Edge Computing.

Volviendo al ejemplo del coche autónomo podríamos volcar a la nube todo lo que auto “aprende” para compartir su experiencia con los otros vehículos y mejorar la toma decisiones en las computadoras autónomas ubicadas en este nuevo borde.

Según un informe de la consultora IDC, en el 2025, cerca de 80 mil millones de dispositivos se conectarán a internet y la cantidad de datos que se generará se duplicará cada dos años.

Una de las mejores maneras de aprovechar la computación al extremo de la red es aprovechar la propia infraestructura de IT y preprocesar ahí las decisiones de relevancia; esto blinda la consistencia de la toma de decisiones críticas aislándolas de las caídas y tiempos de latencia más lentos de internet.

Además mejora las características de seguridad y de filtrado de datos haciendo accesible todo el contenido y decidiendo de manera inteligente que datos y en qué cantidad se procesarán con Data Analytics.

No estamos solos

El Edge Computing Consortium se concentra en impulsar esta disciplina para que se consigan reducciones de costes en mantenimiento e implantación, garantías en materia de seguridad y menores consumos energéticos.

El camino sigue siendo la confluencia de IT (Information Technology) y OT (Operation Technology con disponibilidad 100% del tiempo y siguiendo altos estándares de seguridad. Sin olvidar la experiencia del usuario que cada día necesita tener al alcance de la mano y en tiempo real la mayor cantidad de datos consistentes.